Translate

sábado, 7 de junio de 2014

La estanca de Alcañiz

Desde Zaragoza dirección Castellón por la N-232 encontrarás antes de llegar a Alcañiz (Teruel) una pequeña laguna que todos conocemos como La Estanca.

Rodeada de pinos es el lugar ideal para relajarse y también para practicar deportes tanto acuáticos como terrestres.






Como afortunadamente está muy cerca de casa, una tarde de domingo decidimos dar un paseo por este emblemático lugar. Preparamos algo de merienda y pusimos rumbo hacia Alcañiz.

La verdad que la entrada, si vas en esta dirección que os comento, es francamente mala, hay que estar muy atentos y girar a la izquierda donde indica Camping Alcañiz.

A pocos metros encontramos un establecimiento junto al apedadero del Club Nautico y esta fue nuestra primera parada.




Unos metros más y llegas hasta el citado camping donde, además de poder alojarte, encontrarás la empresa de Turismo Activo Káralon que te ofrece gran variedad de actividades y la posibilidad de practicar varios deportes ya que te facilitan todo el material necesario.




















Pero nosotros sólo pretendíamos pasar una tarde tranquila y dar un paseo, un ratico de lectura, meredar y disfrutar de unas vistas únicas.






Pero todavía hay más, muy cerca de La Estanca está el circuito automovilístico de Motorland, por lo que los aficionados al motor tienen la posibilidad de disfrutar de su afición en un entorno precioso.

Os dejo una fotografía para que veáis qué cerca están el uno del otro.


La tarde iba pasando y las nubes daban al cielo azul mil formas que el agua iba cactando como si no quisiera perderse nada de lo que ocurría.

Los amantes de la fotografía saben que aquí casi es imposible hacer una foto mala, sólo hay que enfocar y disparar, el resultado siempre es excelente.



Antes de volver a casa, después de haber pasado la tarde en este increible lugar del Bajo Aragón, es parada obligada la visita al monumento al tambor que preside todo el espacio desde esa inmensa plataforma que no es ni más ni menos que este antiquísimo y conocido instrumento de música.


Nos vemos en otro paseo, escapada o viaje.

¡Hasta pronto!

Junio 2014