Translate

lunes, 14 de julio de 2014

El Bajo Aragón Histórico, destino 10 para el verano

El verano es una época del año en la que desaparecen las horas de penumbra y las ganas de recogerse en casa en modo «sofá y manta» y se dice adiós a los fríos y oscuros meses de invierno. Llega el anhelado buen tiempo con más horas de luz y lo que apetece es desplazarse a paraderos diferentes, alojarse en lugares con encanto, comer bien, disfrutar del medio ambiente, de maravillosos patrimonios y cómo no, de la increíble naturaleza que el Bajo Aragón Histórico nos brinda.

El territorio bajoaragonés puede convertirse en un destino interesante para el binomio turismo-aventura, para entretenerse y practicar deportes en cualquiera de sus modalidades. También se pueden realizar otras actividades y visitas completamente diferentes, así como deleitarse paralelamente de una gastronomía, una historia y un espacio natural inigualable. Todas y cada una de las comarcas bajoaragonesas poseen un gran número de pueblos que no se pueden dejar de visitar. Incluso, algunos como Valderrobres o Calaceite han sido incluidos en la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España. Estos municipios del Matarraña ofrecen una serie de atractivos para todo aquel que busque cultura e historia además de un patrimonio de gran valor.



Aventura y diversión
Los panoramas y territorios naturales que se encuentran aquí, son destinos ideales para la práctica de deportes durante esta temporada estival. «Las actividades más demandadas por nuestros clientes son las vías verdes, el tiro con arco y las rutas 4x4», explica Javier Arias, propietario de una de las empresas de ocio y deporte del territorio, Matarraña Aventura, ubicada en Torre del Compte. Paintball, senderismo, gymkanas, escalada, barranquismo y rutas a caballo completan la oferta de aventura y diversión.
Por otra parte, un nuevo concepto de turismo activo está captando la atención de los visitantes. En los Puertos de Beceite, la empresa Geopixel, inicia este año su actividad y se embarca en el proyecto de atraer a los turistas de la manera más original, interpretando la naturaleza, y la cultura y siendo el paisaje, la flora, la fauna y los entornos rurales los pilares fundamentales.
Paeos, rutoas en bicicletas y 4x4, tiro con arco o senderimos con guias de alta cualificaciónpor los mejores parajes del Matarraña son algunas de las propuestas de Ven a Valderrobres, GeoPixel, Les Roques Natura, Montsport o Saltapins
El proyect de unir las comarcas de Bajo Martín y Andorra Sierra de Arcos mediante rutas BTT nació hace más de un año y a día de hoy el 90% de los senderos ya están señalizados. En total se han marcado más de 500 kms dividos en 10 trazados gracias al Espacio BTT NorteTeruel.



Museos y visitas guiadasCon respecto al turismo cultural, son muchos y muy variados los espacios museísticos que existen en la actualidad y que dan forma a diferentes exposiciones, costumbres, creencias o arte de personas de todo el mundo. Entre ellos, el Centro de Arte Contemporáneo Pablo Serrano de Crivillén ofrecerá este verano la exposición de Juan José Gárate, de origen aragonés. 
Esta zona minera, que forma parte de la Comarca Andorra Sierra de Arcos, recibe una gran cantidad de turistas y las visitas guiadas son muy demandadas. El Parque Minero Mwinas en Andorra, es uno de los grandes atractivos, donde se puede conocer la historia y tecnología utilizada en la minería subterránea del carbón, el motor económico de esta zona. Además, en este parque se organizan diferenes salidas a los municipios de la Sierra de Arcos, hábitat de una rica y variada fauna y vegetación. La Hulla de Utrillas pone en valor lo que ha significado y siginifica el terrritorio bajoaragones.

Alojamientos con encanto
La provincia de Teruel, agrupa un amplio abanico de alojamientos de todos los precios y gustos, desde el hotel de paja más grande de España, el Mas de la Llum en Arens de Lledó a una Casa Rural en Urrea de Gaén, La Casona.



Gastronomía de lujo
Las tierras turolenses poseen un gran potencial en cuanto a productos agroalimentarios se refiere. Destacan principalmente los productos de Denominación de Origen como el melocotón de Calanda, el aceite de oliva y el jamón.
No obstante, en los últimos años, el vino también se ha convertido en un gran atractivo de la zona con la Indicación Geográfica Protegida ‘Vinos de la tierra del Bajo Aragón’. El Bajo Aragón Histórico se ha sumado al turismo enológico. En Bodegas Crial, en Lledó, se explica al detalle todo el proceso de elaboración de los vinos y hay visitas guiadas acompañadas de una cata de los deliciosos caldos que poseen estas tierras cosecheras.
Así, el territorio ofrece un sinfín de alternativas para pasar unos días diferentes viviendo sensaciones únicas e indescriptibles. 



Fuente: http://www.lacomarca.net