Translate

jueves, 17 de julio de 2014

La noche de San Juan

LA NOCHE DE SAN JUAN, esconde la magia de los tiempos, se hacen hogueras y se saltan, se quema todo lo antiguo y se pasa a una nueva etapa.

Una de las razones de su popularidad es la coincidencia del24 de junio con el solsticio de verano, una de las fechas más importantes para muchos pueblos, especialmente los pueblos del mar Mediterráneo. Las celebraciones de San Juan son de origen pagano y han heredado una serie de rituales, prácticas y costumbres que parecen estar basadas en celebraciones precristianas. 

Esa noche no sólo se celebra en España. Por toda Europa hay festivales que marcan la llegada del verano y también en Hispanoamérica y Brasil, trasladados desde la Península, aunque en algunos países no coincida con el solsticio de verano sino con el del invierno. 

Desde los tiempos más remotos, antes del cristianismo se practican todo tipo de ritos vinculados a la purificación, a la fecundidad, a la solicitud de bonanzas, y al alejamiento de males.

La noche de San Juan, 23 de junio, es la más corta del año en el hemisferio norte y significa el triunfo de la luz sobre la oscuridad.

En sus rituales las características principales son el sol, el fuego y el agua, y las hogueras que se encienden esa noche preservan de todo mal durante un año.



Nosotros pasamos esta noche, bien en un pueblo de la costa, o del interior pero os puedo asegurar que en ambos el agua tiene un gran protagonismo.

Tierra adentro, la localidad de Ariño (Teruel) celebra la noche de San Juan con un ritual repetido desde hace décadas, los lugareños caminan unos 2 Km. hasta el manantial de "Los Baños" donde a las 12:00 h se lavan cara y brazos para, de algún modo, purificar sus cuerpos.

El lugar es ideal y el ambiente alegre y divertido. Os dejo unas fotos de día, imaginar cómo será de noche a la luz de la luna y las linternas.






Pero este año fue la localidad mediterránea de Oropesa del Mar (Castellón) la que nos brindó la oportunidad de disfrutar de la noche.

El mar, la luna, las hogueras, los correfocs... agua y fuego para un momento mágico.








 No os perdáis el próximo año la entrada del verano celebrando la Noche de San Juan.

¡Hasta pronto!